Como saber si tienes una Adicción al Fitness

5 (100%) 1 vote

adicto al fitness instagram

Adictos al fitness

Adicto o no, el fitness sin duda hace que todos se sientan mejor, se ha demostrado que sólo diez minutos de esfuerzo físico eliminan la depresión, nos levanta el ánimo, reducen la ansiedad, mejora nuestro humor, pero ¿qué sucede cuando nos volvemos adictos al fitness y sus rutinas? La mejora de nuestra fuerza física, la resistencia y un peso ideal son ventajas adicionales de conseguir que nuestro cuerpo se ponga en marcha, y tengamos una rutina de ejercicio saludable. Si todo esto lo llevamos a un extremo donde dejamos de ser nosotros mismos por el hecho de practicar, esto podría ser un síntoma de ser un adicto al fitness.

¿Qué es la adicción al fitness?

La adicción al fitness es como toda adicción, es la violación de los límites pre establecidos de tu rutina diaria de ejercicios,  una vez pierdes el control sobre tu comportamiento te genera adicción al fitness y tu alimentacion. Lo primero que debes saber es que debes reconocer el comportamiento destructivo antes de que ya sea demasiado tarde. La adicción te lleva a no tomar el suficiente tiempo libre para curar lesiones por ejemplo. El hecho de la apariencia perfecta, y el obsesivo control con la alimentación, un adicto al fitness puede descontrolar una equilibrada alimentación y hacer usos de batidos proteicos o suplementos para aguantar mas en su rutina.  También te conviertes en un adicto rápidamente cuando no puedes mantener el ejercicio fuera de tu mente durante los compromisos sociales de no aptitud física, estas son señales adicionales de que el comportamiento está rondando la insalubridad.

¿Cuándo nos volvemos adictos al fitness, Síntomas?

La adicción al fitness a menudo comienza  cuando empiezas a tener una conducta obsesiva con la realización a diario de unos ejercicios, esto puede parecer normal y de hecho lo es, pero se transforma en un problema cuando pones el ejercicio por encima de obligaciones, como estar con tu pareja, o familia, dejar el trabajo para hacer ejercicio.

Algunos de los síntomas de un adictos al fitness en mujeres u hombres son:

  • La  necesidad de practicar ejercicios en todo momento.
  • Al no practicar fitness desarrolla ansiedad e irritabilidad.
  • Incrementa autónomamente la intensidad de los ejercicios y la duración.
  • Incontrolables ganas de practicar ejercicio.
  • Gran parte de su tiempo libre lo invierte en la  práctica de ejercicios.
  • Dejamos de lado actividades y compromisos por el hecho de practicar ejercicios.
  • Obviar una lesión y seguir practicando ejercicios.

¿Cómo se diagnostica la adicción al fitness?

La adicción al ejercicio no siempre es fácil de diagnosticar, por lo general los adictos al fitness no ven nada malo en su comportamiento y no lo advierten. Tampoco es un diagnóstico hecho por algún especialista,  ya que no hay criterios únicos para determinarlos o específicos que lo generen.Un indicador que funge como un buen diagnóstico es la obsesión por el acondicionamiento físico y una disminución de la actividad social comúnmente se asocia a adicción al fitness. Un especialista puede pedirle que lleve anotaciones por día de sus rutinas de ejercicios y actividades sociales para verificar luego si usted está demostrando patrones de ejercicio anormales.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para la adicción al Fitness?

En gran medida, el autocontrol es necesario para poder llegar a tratar con buen término la adicción al fitness. El primer paso para tratar esta adicción está en reconocer que se tiene un problema y se toman luego medidas para controlar la actividad física. Los adictos al ejercicio a menudo cambian a nuevas formas de ejercicio o moderan sus entrenamientos actuales. Un adicto al ejercicio puede necesitar dejar de hacer ejercicio por un tiempo para obtener el control del deseo de hacer ejercicio.

¿Cómo prevenir y una  adicción al fitness?

Para poder prevenir la adicción al ejercicio, evita los viajes excesivos al gimnasio,  limita tu tiempo de entrenamiento y la cantidad de ejercicio diario. Toma un descanso de ejercicio a lo largo de la semana para permitir que tu cuerpo se relaje. Si te  encuentras obsesionado con el ejercicio habla con un especialista acerca de lo que puedes hacer.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies