Como saber si tienes un problema de Adicción al vino

5 (100%) 1 vote

Adicción al vino

Adictos al vino

Los vinos son una bebida legal hecha con uva fermentada, el abuso del vino puede ser difícil de reconocer como un problema de adicción, debido a la aceptabilidad y disponibilidad de la bebida en todo el mundo. El exceso de vino puede provocar adicción al vino, un trastorno por consumo de alcohol, que deriva en alcoholismo, que es como se llama la adicción al vino.

Tomar una copa de vino todos los días puede tener beneficios para la salud, pero también puede ser un camino hacia la adicción al alcohol. Muchas personas comienzan a usar el vino para reducir la tensión, pero los factores genéticos, ambientales y psicológicos también pueden contribuir a un trastorno por consumo de alcohol.

¿Qué es la adicción al vino?

La adicción al vino se caracteriza por la incapacidad de una persona para dejar de consumir  este licor, indistintamente que le cause problemas de salud, en sus relaciones interpersonales, el trabajo, escuela u otras cosas que le apasionan. La persona verá estas situaciones como normales, cuando en realidad es adicto al vino.

La adicción al vino no siempre es fácil de ser detectada, pero si alguien está luchando por salir de esta dependencia del abuso del vino, puede salvar su vida si se une a grupos de apoyo.

Efectos negativos de la adicción al vino

El vino es un depresor del sistema nervioso central, que afecta la visión, la coordinación, el juicio, la capacidad de realizar múltiples tareas, la toma de decisiones y el tiempo de reacción. Los efectos a corto plazo del abuso del vino a menudo varían en función de cuánto bebe una persona, pero también varían en función de la edad, el peso, la estatura y el sexo.

Los efectos negativos del vino pueden incluir:

  •        Tensión reducida
  •        Baja concentración
  •        Tiempo de reacción más lento
  •        Menor coordinación
  •        Mala pronunciación
  •        Somnolencia
  •        Altibajos en el estado anímico
  •        Visión deficiente
  •        Vómito
  •        Intoxicación por alcohol
  •        Pérdida de conocimiento
  •        Coma y sobredosis

El abuso del alcohol puede resultar en angustia física, mental y espiritual, así como en problemas en el trabajo, el hogar o la escuela.

Como saber si tengo un problema de adicción al vino

Si estás haciéndote esta pregunta es que eres un consumidor habitual, y quieres saber si has traspasado la fina línea que separa a un consumidor normal o a un adicto al vino.  Vamos a darte una pautas para que pienses sinceramente si muchas de ellas se reflejan en tu dia a dia.

1.- Las bebida sin alcohol o con  poco, pierden tu interés. Infravaloras una bebida por no tener graduación.

2.- Si empiezas a cambiar tus amistades o solo te gusta quedar con amistades que comparten tu obsesión por beber vino.

3.- Si bebes durante el día a horas que no acostumbrabas a hacerlo.

4.- El beber empieza a traerte problemas sociales, familiares o de trabajo.

5.- Controlas tus reservas de bebida cada día.

6.- Si te está empezando a costar dormir y tu salud se resiente.

Síntomas de abstinencia de la adicción al vino

Una de las cuestiones más comunes de la adicción al vino es la presencia de síntomas de abstinencia cuando una persona deja de consumirlo. Los síntomas de abstinencia obedecen a la reacción del cuerpo a la falta de algo para lo que el ha sido entrenado y el cual el cuerpo cree que es vital.

Dentro de los síntomas de abstinencia al vino se pueden incluir:

  •        Delirio tembloroso Angustia
  •        Hondonada
  •        Fatiga
  •        Irritabilidad
  •        Pesadillas
  •        Sudoración
  •        Insomnio
  •        Pérdida de apetito
  •        Frecuencia cardíaca rápida
  •        Temblor
  •        Calentura
  •        Convulsiones
  •        Grave confusión

Los síntomas de abstinencia alcohólica pueden comenzar tan pronto como ocho horas después del último trago de una persona y pueden durar varias semanas.

La adicción al vino afecta tu memoria

El alcohol en el cerebro interfiere con las vías de comunicación internas del mismo. El abuso del vino a largo plazo puede causar problemas con la memoria y la capacidad del cerebro para regular el estado de ánimo de la persona y su comportamiento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies