Adicción al móvil o el celular

¿Que es la adicción al móvil?

La adicción al teléfono móvil, o nomofobia es el miedo irracional que se produce al estar alejado del móvil así sea por un tiempo corto. A pesar de que aún no está considerada como una patología o enfermedad, lo cierto es que para nadie es un secreto que representa un problema a tomar en consideración, ya que nos puede causar graves problemas en la vida diaria, tanto en el trabajo como en nuestras relaciones con las personas que nos rodean.

Según diversos estudios acerca de la adicción al celular, se ha podido determinar que al usar de forma intensiva el teléfono, provoca en los usuarios la necesidad de llevarlo consigo en todo momento y estar permanentemente pendientes de él. Esto ha llegado hasta tal punto que casi la mitad de los jóvenes de todo el mundo se auto declaran adictos al móvil. Sin embargo, cabe destacar que la media del tiempo en el que se utiliza el teléfono celular, se ha reducido de forma considerable, lo que quiere decir que las personas han intentado utilizar el móvil de una forma más responsable.

A pesar de que la adicción a los móviles no figura en el manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, se hace una comparación de ésta con la adicción al juego y las apuestas, ya que según diferentes estudios, el cuadro sintomático es bastante similar.

Síntomas de la adicción al móvil

Algunos de los síntomas de la adicción al móvil es que a medida que pasa el tiempo, se siente una necesidad mayor de utilizar el móvil cada vez más a menudo; experimentar ansiedad al no poder utilizar el teléfono; poner en riesgo relaciones interpersonales por el uso continuado del teléfono.

Lo cierto es que la psicología tiene mucho que ver con la adicción a los móviles. Muchos científicos consideran que, al igual que en el caso de las compras compulsivas,  en el caso de la adicción a los móviles, la realidad se adelantó a la ciencia, así que aunque no esté considerado una patología, si se piensa como una dependencia psicológica. Debido a los síntomas anteriormente mencionados, se considera que una persona con esta dependencia puede llegar a perder el control sobre sí misma al no poder tener acceso a su móvil.

Tratamiento para superar la adicción a los móviles

Al igual que con todas las adicciones, para superar la adicción a los móviles hace falta, más que todo, fuerza de voluntad. Cuando nos vemos atrapados en una adicción, lo primero que debemos hacer es aceptar que tenemos un problema, ya que mientras nos mantengamos en negación, no podremos ayudarnos, ni permitiremos que alguien más nos ayude.

Algunas de las cosas que debemos intentar hacer si somos adictos a los móviles es colocar el teléfono en modo avión, sobre todo para dormir, pero incluso también durante al menos cuatro horas al día. Puedes usar ese tiempo para hacer alguna otra actividad; mantén el teléfono en silencio todo el tiempo, así la vibración o el sonido del repique no te distraerá de tus actividades diarias; trata de no usar el móvil para todo, si quieres leer puedes utilizar un mp3, o si quieres leer, busca un libro electrónico, solo trata de desligar las actividades que realices del teléfono; por último, de las cosas más importantes que se pueden recomendar, es en definitiva tratar de mantener los grupos de WhatsApp silenciados, así como también eliminar las notificaciones de las diferentes aplicaciones de mensajería. Es bien sabido que ignorar los mensajes entrantes es de las cosas más difíciles para hacer.

Cabe destacar que, a pesar de todas las recomendaciones que podemos aceptar, e intentar realizar, lo cierto es que no todas las personas tienen la fuerza de voluntad para seguir adelante con eso, lo que en parte apoya la teoría de una adicción, con su respectivo síndrome de abstinencia. En casos como éste, el mejor tratamiento para la adicción a los celulares es en definitiva acudir a un profesional que pueda manejar el comportamiento compulsivo de forma apropiada, con el fin de ayudar a la persona a controlar sus impulsos y recuperar su vida.

Pensar en recomendaciones y tratamientos como una solución permanente contra ésta adicción, es un escenario sumamente fantasioso e irreal. A pesar de que no se es adicto a alguna sustancia química, en la cual el mismo cuerpo demanda la misma, lo cierto es que en este tipo de adicciones es la mente la que lo demanda, lo cual lo hace igualmente difícil de superar.

Adolescentes adictos al móvil

En el caso de los adolescentes adictos al móvil, es muy importante contar con el apoyo de la familia al momento de la recuperación, ya que la comunicación con los mismos será un elemento clave.

Aunque para muchos suene como algo absurdo la posibilidad de que la adicción al móvil sea una cosa real, lo cierto es que trae consecuencias muy graves, como lo podrían ser: un aumento considerable de los niveles de estrés, independientemente de qué tan joven sea; un insomnio casi permanente, ya que las horas que deberían utilizarse para descansar se usan para usar el móvil; ansiedad y depresión; se puede producir agresividad en el momento en el que se intenta quitar el teléfono; no se realizan actividades saludables, ya que todo el tiempo libre se invierte en usar el teléfono celular; por último, un gran problema es que existe dificultad para comunicarse con otras personas, ya que las habilidades sociales se pierden con la falta de práctica.