Adiccion al deporte o vigorexia

Vigorexia, Adicción al deporte

Todos sabemos que una costumbre muy recomendada es hacer deporte regularmente, cualquier médico estará de acuerdo en aconsejarte dentro de tu perfil de persona una actividad u otra. En los últimos años la cultura al cuerpo hace que los gimnasios y la pasión por el deporte esté más de moda que nunca. Hasta aquí todo bien. Pero como todo llevado al límite tiene su contradicción, hay personas que desarrollan manías descontroladas por mantenerse en forma e incluso ansiedad si no pueden practicar deporte. Este desajuste o Adicción al deporte, aunque todavia no este reconocida como tal se llama Vigorexia, dismorfia muscular o anorexia inversa.

Cuando podemos decir que existe un problema

Los problemas comienzan cuando el practicar deporte se vuelve una obsesión diaria,  y el dia que no puedes practicar te provoca ansiedad y problemas diversos. En estos casos podemos afirmar que estamos con un problema de dependencia o adictiva. Estos casos aunque aislados cada vez son más frecuentes y mucha gente no sabe reconocer los síntomas.

Que nos provoca ser adictos al deporte  

Como decimos vivimos en una sociedad en el que el culto por la imagen personal es muy importante en la sociedad, o eso nos venden en revistas, televisión, cine, etc… “El guapo/a triunfa y si no, parece que no encajas entre la “gente guapa/exitosa/”. Ese mensaje es muy destructivo y hace que miles de personas tengan como objetivo, hacer dietas, someterse a cirugías, y se toman el deporte como una obligación cada dia.

Las personas que van a un gimnasio para desarrollar su físico, muchos de ellos entrenan y desarrollan músculos porque está de moda, y quieren ser el centro de atención, por destacar con su físico. Muchas de ellas se sienten mal si no avanzan en su desarrollo muscular, e incluso llegan a tomar sustancias para aumentar masa muscular y aguantar más en la tarea de gimnasia que practiquen.   

¿Cuando hay un problema de obsesión por un deporte?

La propia adicción al deporte puede ser evidente cuando la persona comienza a tener problemas en su vida social, familiar o laboral,  por causa del deporte. Los familiares y amigos pueden notar una conducta obsesiva relacionada con el deporte o son su imagen, y notar como el adicto evita compromisos, o prefiere  ir al gimnasio antes que cumplir con sus obligaciones.

Muchos adictos al deporte extremo tienen como discurso o excusa que necesitan el deporte para descargar adrenalina o tranquilizarse, que es como una terapia que necesitan  Aunque este planteamiento dentro de unas prácticas normales es cierto, ningún deporte debe ser practicado únicamente por el hecho de arreglar un desajuste en nuestro carácter, puede ser un complemento, pero las personas que lo ponen como hábito y fijación  esencial para no desequilibrarse, están cometiendo un error.

Síntomas de una adicción a un deporte

Existen ciertos puntos o más bien señales que nos alertarán si una persona está empezando a desequilibrarse y paso de practicar un deporte sano a una actividad nociva que le comporta situaciones negativas.

  • Cuando se realizan ejercicios de musculación de manera obsesiva y sin ningún tipo de control ni objetivo.
  • Cuando una persona se tiene una impresión de su físico muy delgado, débil, poco favorecido.
  • Una obsesión y preocupación  por mirarse en el espejo, se compara con los demás y se obsesiona también con pesarse a menudo en una  báscula.
  • Cuando no puede realizar ejercicio, se sienten frustrados y culpables.  
  • La rutina de ir al Gimnasio o hacer deporte es obligatoriamente obligada cada dia.
  • Dejan de lado actividades de su dia a dia, eluden responsabilidades, por el hecho de entrenar o practicar ejercicio.
  • Se aíslan de las amistades y de la familia, son más introvertidos y eluden el contacto social para poder realizar su sesión de ejercicio.
  • Sufren lesiones o problemas de salud por el hecho de llevar el deporte al extremo.
  • Trastornos metabólicos siempre están asociados a estrictas dietas proteicas e hidratos de carbono, donde no se consume nada de grasa.
  • Diversos usos de esteroides, anabolizantes también son comunes para aumentar el rendimiento y volumen del músculo, estos productos pueden traer efectos secundarios como alteraciones metabólicas, atrofia, problemas cardíacos, o en las mujeres la masculinización y alteración del ciclo menstrual.

Tratamiento para la adicción al deporte

Es difícil que un adicto al gym reconozca su problema desde un inicio. Normalmente reconoce que algo no va bien cuando se llega a un extremo o alguna situación límite.

Por eso la familia, los amigos y compañeros debe ser los que estén atentos a estos cambios que hemos explicado anteriormente.

El tratamiento más efectivo es el que se realiza lo antes posible, y siempre bajo la supervisión de un profesional. Estaríamos hablando de un psicólogo el cual estudiará el origen del trastorno y trabajara en consecuencia. Cada persona es un mundo y cada persona  puede tener diversos motivos para estos desajustes de la personalidad. Solo un profesional deberá tomar el tratamiento adecuado para cada caso en concreto.