Adicciones a las redes sociales

¿Que es la adicción a las redes sociales?

Podemos definir la adicción a las redes sociales como el desarrollo de una dependencia hacia el uso de estos sitios, con el fin de relajarse, aliviar estrés, e incluso escapar un poco de la realidad; teniendo en consideración que el uso de las redes sociales en sí no es malo, solo se comienza a ser preocupante cuando el uso de las mismas comienzan a afectar la personalidad y la vida diaria. La adicción termina por consolidarse cuando se empiezan a producir los síntomas del síndrome de abstinencia, como lo pueden ser la ansiedad y la depresión ante la pérdida de la conexión; luego se establece la necesidad de estar conectado cada vez más tiempo, y a partir de allí derivan los problemas en el día a día.

Tipos de adicción a las redes sociales

Durante los últimos años la industria de las redes sociales se ha ido expandiendo cada vez más; adquiriendo un público más numeroso, y también más diverso. Las redes sociales y los sistemas de mensajería son atractivos para los jóvenes, en gran parte debido a que su sistema de funcionamiento implica la respuesta rápida, las recompensas inmediatas y la interactividad. En un principio, su uso, siempre y cuando sea moderado y no interfiera en las actividades normales del día a día, no es dañino para nada. Sin embargo, es un escenario distinto en el que el abuso de las redes sociales provoca alejamiento de la vida real, induce ansiedad, afecta a la autoestima y hace perder capacidad de autocontrol.

Adicción a las redes sociales en adolescentes

Los jóvenes adictos a las redes sociales tienen muchas motivaciones para mantenerse activos en línea, como lo puede ser el ser visibles ante los demás; que todo el mundo se entere, de cierta forma, de tu existencia; a su vez, plataformas como WhatsApp permiten incluso sentir que se tiene cierto control sobre la otra persona, debido a que se puede saber cuándo una persona se conecta, e incluso cuando lee el mensaje enviado.

Por el momento, la adicción a las redes sociales no figura como tal, debido a que aún no hay un término reconocido psiquiátricamente para esta conducta. Sin embargo, dejando formalidades de lado, se puede hablar de adicción cuando la conducta pasa de ser inofensiva a suponer una pérdida de control; una absorción a nivel mental y una alteración grave en el funcionamiento diario de la persona afectada. Se considera un adicto debido a la gratificación buscada y obtenida debido a las respuestas inmediatas, pero sin pensar en las consecuencias negativas que se podrían producir a largo plazo.

Pérdida de control y la dependencia.

Algunos datos acerca de la adicción a las redes sociales, y sobre las adicciones en general, es que si bien suele llamarse de este modo al abuso de sustancias químicas, también hay adicciones consideradas psicológicas, ya que no involucran el introducir alguna sustancia al organismo, sino que afectan directamente el desempeño ordinario de la vida, así como también las relaciones interpersonales. Cualquier conducta normal que se considere placentera, es susceptible de convertirse en un comportamiento psicológicamente adictivo. Las principales características de una adicción psicológica son la pérdida de control y la dependencia.

Estudios acerca de la adicción a las redes sociales

El fenómeno hacia las redes sociales ha sido tal, que se han realizado diversos estudios acerca de la adicción a las redes sociales, cuyos resultados han sido, en su mayoría, bastante similares e impresionantes. En estos se demuestra que el uso prolongado y abusivo de las mismas, fomenta el aumento de estrés y la sensación de soledad, lo cual podría derivar en depresiones severas a una edad muy baja; los psicólogos concuerdan con que la mayoría de los jóvenes que utilizan las redes sociales por un tiempo muy prolongado, tienen problemas de autoestima baja.

En diversas investigaciones también se ha podido notar que el uso abusivo de las redes sociales afectan notoriamente en el desarrollo de las habilidades sociales de una persona, debido a que la comunicación cara a cara se podría decir que se aprende mediante la práctica, por lo que esto desemboca en un llamado analfabetismo relacional.

Síntomas de la adicción a las redes sociales

A su vez, los estudios han mostrado que los síntomas de la adicción a las redes sociales pueden ser, por ejemplo, el desarrollar inquietud o estrés ante la imposibilidad de entrar a internet, o que bien la plataforma del sitio esté algo lenta; que lo primero y lo último que se haga en el día sea consultar las redes sociales; que se sienta una especie de frustración, o sensación de desnudez cuando no se tiene un teléfono inteligente o una computadora cerca; sentirse deprimido, o notoriamente mal cuando no se reciben interacciones tales como “me gusta”, o “favorito” en una nueva publicación. Si bien hay muchos síntomas más, estos son los que deberían preocuparnos especialmente ante la sospecha de que nosotros mismos o algún ser querido pueda padecer de esta afección.

Tratamiento a la adicción a las redes sociales

Por último, se podrían resaltar las soluciones a la adicción a las redes sociales, o bien, algunas recomendaciones a seguir para mantener una vida en línea sana. Una de estas recomendaciones podría ser establecer un horario fijo para el uso de las redes sociales, el cual no interfiera con otras actividades de índole social en las que se pueda estar participando; se puede tratar de omitir lo más posible las notificaciones que puedan aparecer en el móvil, al comienzo puede ser un poco difícil, pero si se busca alguna actividad extra para hacer, se puede mantener la mente ocupada, y fuera del internet; se puede buscar el círculo social virtual, dejando solo a las personas realmente importantes, las cuales preferiblemente deben formar parte de nuestra vida real también.

Sin embargo, cabe destacar que ante la mínima sospecha de que algo grave esté sucediendo, justo como se haría con cualquier otra adicción, lo más recomendable es acudir a un profesional que coloque el tratamiento más apropiado.