Cada vez mas extendida en los últimos tiempos, la adicción a Internet hoy en día es un problema que afecta y afectara a miles de personas. Un problema real que puede ocasionar problemas de sociabilidad en jóvenes y adultos.

Adicción a Internet y las nuevas tecnologias

¿Que es la adicción a Internet?

La adicción al internet, también conocida como ciberadicción, es una condición donde lo que resalta es el abuso en el uso de internet, y la dependencia del mismo. El medio por el que se desarrolla dicha adicción tan común es por medio de las tabletas, celulares, computadoras, entre otros aparatos electrónicos.

Dicha condición es tildada por muchos como una patología, aunque la comunidad médica ha rechazado la misma como tal en diversas oportunidades, entonces todo se resume a un abuso en el uso de los aparatos electrónicos con el fin de utilizar la red para recabar información, jugar algún videojuego, descargar nuevos programas o poder usar redes sociales para chatear o ver publicaciones.

Síntomas de la adicción al internet

Algunos de los síntomas de la adicción al internet más notorios son que la persona se aísla porque piensa constantemente en conectarse a Internet, lo cual afecta su vida y sus relaciones interpersonales; cambia el estilo de vida de la persona, ya que pasa a estar todo en un segundo plano y el uso de Internet en primer plano; el cibernauta se vuelve sedentario, ya que deja de hacer actividades que le gustaban y solía hacer por usar Internet; se evidencia un cambio brusco de humor en la persona que suele abusar del Internet cuando no puede ingresar al mismo, destacando una alta ansiedad; una de las consecuencias que más preocupa a los padres es que se ha demostrado que la adicción al Internet está fuertemente ligada a un bajo rendimiento en los estudios.

 

Adicción al Internet y las redes sociales

La adicción al Internet y las redes sociales están vinculadas, ya que la mayoría de las personas que son adictos al Internet, también lo son a las redes sociales. En gran parte debido a que la gran mayoría de las redes sociales necesitan Internet para funcionar de forma correcta. Al no poder ingresar al Internet para hacer uso de las redes sociales, las personas suelen tornarse malhumoradas con todas las personas que los rodean.

En la adolescencia una de las tareas principales es la búsqueda de la identidad; descubrir qué es lo que te gusta y lo que no; definirte como persona. Mientras se pasa por estos cambios, es normal apoyarse en los amigos, y en la actualidad, las redes sociales juegan un rol muy importante en esto, ya que les permiten tener contacto y relación con sus semejantes superando la distancia física, así como hablar de ciertos temas que desde la relación cara a cara sería difícil o imposible de afrontar.

Adicción a Internet en jóvenes

Cabe destacar que utilizar estas herramientas no es malo, el problema viene cuando su uso es excesivo. Es por esto que una de las mayores recomendaciones de los profesionales es que el uso del internet sea controlado, con el fin de evitar adicciones al Internet y a las redes sociales en adolescentes. Esta clase de problema puede traer consigo un desbalance psicológico a tener en consideración, así como problemas en los estudios, pero sobre todo con el entorno familiar.

A pesar de no necesitar ninguna sustancia química, la adicción al Internet se caracteriza por crear un “enganche” muy poderoso. ¿A qué se debe esto? Pues al simple hecho de que mientras más “me gusta”, y mientras más interacciones positivas recibamos, nos sentiremos más valorados como persona; las personas suelen sentirse aceptados, y su autoestima se refuerza de forma notoria, teniendo ésta por supuesto el efecto contrario al recibir interacciones negativas.

El bullying virtual, o cibernético, con el paso de los años ha ido adquiriendo cada vez más relevancia. Esto se debe a la capacidad que ha adquirido el mundo virtual de afectar el mundo real. Al recibir comentarios negativos, ofensivos y groseros, las personas, sobre todo los jóvenes que padecen de adicción al Internet, que son los considerados como más vulnerables, se sienten profundamente afectados, al punto de, en algunos casos, incluso recurrir al suicidio, ya que pueden considerar su vida virtual casi tan importante, o incluso más importante que su vida real.

Causas de la adicción al Internet

Lo cierto es que las causas de la adicción al Internet pueden ser numerosas, sobre todo en los jóvenes, ya que por la condición en la que los coloca su edad, los hace más propensos a estímulos de este estilo. Sin embargo, cabe destacar que entre las causas más importantes siempre destaca la falta de comunicación con las personas de su entorno, lo que conlleva a un alejamiento de por sí del círculo familiar, los cuales deben representar el principal apoyo para una persona joven.

Aunado a la falta de comunicación, también está la falta de límites por parte de los padres en lo que se refiere al uso del internet; se le permite al adolescente hacer uso indiscriminado de esta herramienta que puede ser muy beneficiosa, pero también muy dañina cuando se usa de forma incorrecta.

Tratamiento para la adicción al Internet

El tratamiento para la adicción al Internet puede variar dependiendo de la persona afectada, pero lo más importante siempre es distraer la mente; se debe mostrar a la persona diferentes opciones de actividades para hacer fuera del mundo del Internet. Actividades como hacer ejercicio, tomar clases de cocina o de baile son ideales para esta clase de situación.

Por último, cabe destacar que las estadísticas a nivel mundial de la adicción al Internet son muy interesantes, éstas determinan que las mujeres suelen ser más propensas a la adicción al Internet; de acuerdo a diversos estudios, las personas adictas a Internet tienen mayores índices de ansiedad y depresión, y también mostraron tener menos índices de cooperativismo y autodirección; se demostró que los jóvenes adictos al Internet, en su mayoría, tienen más conflictos con sus familias, así como también suelen ver a sus padres como la persona que los castiga, no les brinda soporte y no les tiene cariño.

A pesar de que el trastorno de adicción al Internet aún no sea considerado una patología, lo cierto es que sí está considerado como un problema que afecta a una gran parte de la población joven a nivel mundial.